LA AUTOTUTELA

El Código Civil establece que cualquier persona con la capacidad de actuar suficiente, en previsión de ser incapacitada judicialmente en el futuro, podrá en documento público notarial adoptar cualquier disposición relativa a su propia persona y bienes, incluyendo la designación de un tutor. La posibilidad de que una persona pueda designar a su propio tutor cuando tiene plenitud de facultades, en caso de que en un futuro pudiera ser declarada incapaz.

¿DEBE HACERSE ANTE NOTARIO?

Así es y supone una gran protección a la persona mayor ya que en los momentos en que ya no tenga suficiente capacidad para gobernarse, habrá una tercera persona designada por ella misma que velará por su persona y patrimonio. Para su validez debe otorgarse en escritura pública.

¿PUEDEN DESIGNARSE SUSTITUTOS?

El Código Civil Catalán también recoge esta figura jurídica y además establece que se puedan designar sustitutos, en caso de pluralidad de designaciones, regulando su funcionamiento, remuneración y contenido de la tutela. Además se tiene en cuenta que pueda impugnarse el nombramiento si hay circunstancias que hayan modificado la situación, dando un amplio margen a la autonomía de la voluntad. Igualmente se puede designar a quien no queramos sea nuestro tutor bajo ningún concepto.

Es siempre aconsejable un buen asesoramiento jurídico con Abogados experimentados en la materia.